María Isabel Lorenzo, representante andaluza, en la final de LumixAsturias, una entrevista de José Manuel Rosario

Imagen
Subtítulo
" Andalucía es una tierra noble, dulce y cálida. También calurosa, pero los que venimos del Caribe agradecemos esos grados de más" .
Video
Colaboran
Código
+ Información

Este fin de semana se celebra la gran final del Lumix G Photographic Challengue en Asturias. 


El Lumix G Photographic Challenge, LumixAsturias, llega a su gran final, 34 han sido los seleccionados para la semifinal que se desarrolló los 14 al 16 de septiembre y que significó la elección de los finalistas.

Seis han sido los seleccionados, para cada uno de las dos modalidades de competición: fotografía y vídeo, para la gran final que se desarrollará el fin de semana del 28 al 30 de septiembre.

María Isabel Lorenzo, la representante andaluza en la categoría de fotografía, ha pasado a esa finalísima.


¿Quién es María Isabel Lorenzo?


Soy periodista y productora, una comunicadora social innata cuya vida gira alrededor de los contenidos digitales y el mundo audiovisual. Me apasionan la fotografía y el cine documental de aventura, viajar y contar historias. 

Española nacida en Venezuela o venezolana con raíces españolas, como prefieras. Soy producto del amor de un español por Venezuela y por una venezolana. Una mezcla sabrosa, dulce y alegre, propia del Caribe, con el espíritu aventurero español.

También soy parte de la diáspora venezolana, esa emigración forzada que azota al país que me vio nacer. Este año decidí que era mejor volver sobre los pasos de mi padre, con la esperanza de encontrar un lugar donde crecer. Es difícil, pero emigrar es parte de mi ADN.

¿Qué sientes cuando estás con tu cámara captando la naturaleza? 

Emoción, asombro. Me conecto con mi espíritu aventurero y cazador de imágenes, mi adrenalina sube por estar en un sitio desconocido que voy a explorar. Soy la que llevará las noticias sobre ese nuevo mundo que recién descubro, a otros que nunca han salido de casa. Estoy allí mimetizada con el paisaje, esperando mi instante decisivo.

Soy afortunada y a la vez responsable, porque tengo la oportunidad de generar sensaciones, sentimientos, opiniones y conciencia con lo que fotografío.

Con la fotografía colecciono instantes, recuerdos de amigos, sitios e historias. Es mi manera de documentar, conectarme y que otros vean cómo veo el mundo.

En tu trayectoria profesional te has volcado principalmente en este ámbito, el natural. ¿Se lo debes a tu ascendencia venezolana y el amor por la tierra?

El gusto por ver el mundo a través de una lente lo heredé de mi padre que siempre llevaba una cámara encima, así como el amor por la carretera y la naturaleza. Además de padres viajeros, tuve la oportunidad de crecer en un país con paisajes alucinantes y de que me los mostraran. Ver tanta belleza desde niña marcó definitivamente mi manera de vivir actualmente.

Hoy comparto estas pasiones con Gustavo, mi esposo, el cineasta de mi vida. 

Llevas poco en Andalucía, en Cádiz. ¿Qué te ha atraído de esta tierra sobre otras de la península?

El Mar, las olas y el viento. Los amigos, el flamenco, la alegría, el salero. Andalucía es una tierra noble, dulce y cálida. También calurosa, pero los que venimos del Caribe agradecemos esos grados de más. Le agradezco infinitamente por los amigos que me abrieron su casa y su corazón. Los andaluces son espléndidos, ocurrentes y divertidos, son gente colorida y para mí el color es importante. Andalucía me ha hecho sentir que tengo futuro y un nuevo hogar.

Llevas mucho tiempo como documentalista, productora y fotógrafa. ¿Qué consideras que supone un proyecto como LumixAsturias para esa bella comunidad y para España en General?
Sin duda, es una oportunidad para promocionar el paraíso natural que es Asturias y las bellezas de España. A su vez es el momento ideal para contar cómo Moal ha obtenido el premio Pueblo Ejemplar de Asturias, que otorga la Fundación Princesa de Asturias, gracias al trabajo en equipo y el desarrollo una actividad turística respetuosa con el ambiente.

Creo en el poder de la imagen y que es posible generar cambios a través de ella. También creo que lo que no se comunica no existe, más en estos tiempos de redes sociales e internet. Así que debemos usar estas herramientas y nuestro conocimiento a favor del cambio.

Necesitamos de estas iniciativas para concienciar sobre el cambio climático y el daño ambiental. Necesitamos conocer lo que tenemos y lo que estamos dañando. Que solo con tirar una colilla de cigarrillo al suelo o usar plástico exageradamente contribuimos con el deterioro. Tenemos un solo planeta, no hay otro sitio a dónde ir.

 ¿Qué te impulsó a presentarte a esta challenge?

Para una amante de las expediciones y la aventura como yo, el Lumix G Photographic Challenge Asturias, era una oportunidad única. Era regresar a la aventura de la manera más genial que podría imaginar: explorando sitios nuevos, conociendo gente encantadora y fotografiando.

¿Qué sensaciones te ha transmitido esas bellas tierras que has estado fotografiando?


Que he sido afortunada por estar allí y poder ver lo que otros solo verán, probablemente, a través de mi trabajo. He reafirmado mi concepción sobre la humildad ante la naturaleza, lo que significa trabajar en equipo y ver de manera distinta. Amar lo que hago es lo que me ha traído hasta aquí y no lo cambiaría por nada en el mundo.

Sentí un agradecimiento infinito por participar en el torneo. Agradecimiento a María del Carmen Dominguez y Carlos Caraglia de Glackma por hacer posible esta competencia de la mano de Panasonic y Asturias, que creo será la primera de muchas. 

¿Cómo ha sido el trabajo que has realizado para llegar a la gran final?


Mi trabajo fotográfico es documental y creo que se refleja en las fotografías que he presentado. He tratado de crear curiosidad en el espectador y ganas de conocer los sitios, dándole un espacio a las cosas pequeñas y simples, al tiempo de integrar a las personas en el paisaje, reflejando su disfrute del entorno.

¿Qué expectativas tienes en la finalísima?

Mis expectativas giran en torno al sitio que vamos a explorar, Parque Nacional Picos de Europa. Descubrir los parajes que hasta ahora no he visto acelera mi corazón. Quisiera tener el privilegio de fotografiar alguno de los animales de los que ya no quedan muchos, como el oso pardo del cantábrico, algún lobo o una águila real surcando el cielo. Todo dependerá del sitio al que vayamos y lo preparada que me encuentre. Una cosa es segura, lo voy a dar todo.

Ganes o no, ¿qué te llevas de esta aventura que ha sido Lumix G Photographic Challenge en Asturias?

El premio real es tejer redes con personas que también se interesan por la conservación del medio ambiente. Personas que creen que una imagen ayudará a cambiar las cosas, que se preocupan por el futuro inmediato del planeta y especialmente, no se rinden. Es emocionante saber que hay locos como tú, que creen que es posible el cambio.

Menu Especiales

Opinión

Alto Guadalquivir

© 2017 Informativo 30 Días en. All Rights Reserved. Designed By La Quinta Rosa

Menu Comarcas