Una Madrugá de Carreras, avalanchas y sentimiento. (Incluye Video)

Imprimir
Ver acceso
Public
Alias
una-madruga-de-carreras-avalanchas-y-sentimiento-incluye-video
Captcha
captcha
Categoría (principal)
Created by alias
Deshabilitar comentarios
disable_comments
Mostrar parámetros
display_params
ID
1278
Version information
item_screen
JImages
jimages
JUrls
jurls
Idioma
Todo
Language associations
lang_assocs
Parámetros del estilo
layout_params
Elegir estilo
layout_selection
Metadatos
{"robots":null,"xreference":"","author":"","rights":""}
Notify owner
notify_owner
Notificar a subscriptores
notify_subscribers
Permisos
perms
Publicar abajo
0000-00-00 00:00:00
Publicar arriba
2017-04-14 10:45:26
Configuración SEO
seoconf
Información de zona horaria
timezone_info
Versiones
versions
Publish changes
vstate
Imagen
Subtítulo
Video
Colaboran
Código
+ Información

Otra noche más, y ya son demasiadas, en las que cuatro desgraciados quieren poner en peligro la vida de personas que nada le han hecho.

Ya paso en años anteriores en esta madrugá, años anteriores y el mismo momento. Varios desalmados, varios "criminales", han puesto en peligro la vida de miles y miles de personas.

En una madrugá como la sevillana, donde más de medio millón de personas salen a la calle o llegan a éstas desde toda España, y el mundo, para ver procesionar a las imágenes más internacionales de la Semana Santa, se puede cometer un auténtico crimen.

Si en diversos puntos, como ha pasado este año, criminales en potencia empiezan a gritar y a alarmar a los asistentes, esto puede producir avalanchas que arrasen con todos, incluidos los niños y ancianos.

Hay que perseguir con mano dura a estos que provocan el pánico para que miles de carreras se produzcan.

Miles de almas encogidas, ante la sicosis actual, puede producir una desgracia de números incalculables.

La justicia no puede seguir dejando pasar este tipo de actitudes. Sin lugar a dudas, los detenidos -si es que ellos son los culpables- deben de recibir la ley con toda su crudeza.

Como muchos han dicho, si a la Pantoja fue una sentencia ejemplificadora, quizás ya tengamos que tener sentencias ejemplificadoras para personas que a sabiendas, si con todo el conocimiento, saben el daño que pueden producir y lo siguen haciendo.

Esto no es un juego, si un niñ@, un abuel@, muere pisoteado en una avalancha, por culpa de los gritos intimidatorios de estos "criminales" a quién le lloraremos después.

Este año, como otros, la apariencia de que está organizado, varios puntos para meter el miedo, debe de pensarse que es una banda organizada criminal.

No soy jurista, pero pienso que si alguien quiere lo que ellos buscan, no deja de ser un homicidio en grado de tentativa.

Saben lo que puede pasar, lo provocan y gracias a la suerte, y para los creyentes a Dios, no ha pasado nada.

Esperamos que por fin se puede hacer que estos sufran todo el peso legal sobre sus espaldas.